1992 | 2017
Noticias | Retro Málaga exhibirá una amplia variedad de coches y motos clásicos, con homenajes a Ferrari, Ducati y al Seat 600
Nota de Prensa. 11-1-2017
Retro Málaga exhibirá una amplia variedad de coches y motos clásicos, con homenajes a Ferrari, Ducati y al Seat 600



• El Museo Automovilístico de Málaga cede varios coches legendarios, como un Porsche Speedster de 1955, un vehículo mítico asociado al malogrado actor James Dean, un Cord Sportsman de 1937, una sorprendente obra de arte modernista puesto de moda en Hollywood por el actor Tyrone Power; y un Lancia Astura de 1939, un modelo personalizado para una condesa italiana de la alta sociedad.

El Salón Retro Auto&Moto Málaga ultima contenidos para su cuarta edición, que discurrirá del 20 al 22 de enero en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, en lo que supone la primera cita destacada del calendario de ferias de vehículos clásicos en España.

El certamen abrirá el viernes 20 desde las 16,00 a las 21,00 horas, con un precio de entrada general de 8 euros, con menores hasta 10 años gratis, o 5 euros, si se acude con un vehículos clásico. El sábado estará abierta de 10,00 a 21,00 horas y el domingo, de 10,00 a 20,00 horas.

El homenaje previsto a Ferrari por el 70 aniversario del nacimiento de la mítica marca italiana será uno de los principales atractivos de la feria, con una exposición que contará con unos 10 modelos de los deportivos rojos, que tantos fans y seguidores tienen entre los aficionados. Los vehículos que estarán en exposición irán desde los inicios de la marca hasta nuestros días, arrancando con un exclusivo Ferrari 250 GT Speziale de 1956, del que sólo se construyeron cuatro unidades, y rematando en un actual La Ferrari.

En otro stand, Retro Málaga celebrará a lo grande los 60 años del SEAT 600, con varias unidades en exposición de este apreciado modelo español, que fue un referente en la década de los sesenta.

Coches de leyenda
Asimismo, el Museo Automovilístico de Málaga contará con un área expositiva donde exhibirá algunos de los grandes modelos de la amplia colección que alberga en la Real Fábrica de Tabacos. Precisamente, Retro Málaga y y el museo pondrán a la venta en sus taquillas respectivas una entrada conjunta con acceso a ambas exposiciones a un precio de sólo 10 euros.

Entre los automóviles que albergará su stand destaca un Porsche Speedster de 1955 (4 cilindros, 88 HP, 1600 cc), un vehículo mítico asociado al malogrado actor James Dean. Max Hoffman, representante de la marca en Nueva York, convenció a Ferdinand Porsche a adaptar el tradicional 356 al mercado americano y así desarrolló uno de los Porsche más deseados. Conocido como “la bañera invertida” se ha convertido en un objeto de culto hasta nuestros días. Sólo se fabricaron 1000 unidades.

Otra pieza legendaria que estará en Retro Málaga es un Cord Sportsman de 1937 (8 cilindros, 170 HP, 4700 cc) con compressor-supercharged, considerado en algunos círculos como el coche americano más hermoso de todos los tiempos. Este modelo es una sorprendente obra de arte modernista creada por Gordon Buehrig.

Este célebre diseñador de coches consiguió que las personas más distinguidas e importantes del momento se convirtieran en sus clientes, como Amelia Earhart, la aviadora norteamericana célebre por ser la primera mujer en realizar la travesía del Atlántico en solitario en 1932 y quien tenía uno igual. También el actor Tyrone Power, que lo puso de moda en Hollywood.

Finalmente, el público podrá disfrutar de un Lancia Astura de 1939 (v8, 84 HP, 3000 cc), un modelo con una decoración de lujo, personalizado para una condesa italiana de la alta sociedad, donde el famoso carrocero Castagna hizo un trabajo maravilloso, tanto en el exterior como en el interior. Contaba con una elegante tapicería de piel de cocodrilo, salpicadero de madera y un pequeño tocador con frascos de perfume y maquillaje en los asientos de atrás.

Además, en la parte de motos clásicas destaca la exposición monográfica a las Ducati fabricadas en España por Mototrans desde la década de los cincuenta, con la colaboración de la Asociación Malagueña de Motos Veteranas.

Esta muestra reunirá unas 12 unidades, con destacados modelos, como Ducati 500 Desmo, Ducati 24 horas (primera serie), Ducati 350 Vento o Ducati 250 Strada, entre otras. Asimismo, habrá otra treintena de motos clásicas de este club pertenecientes a los asociados, en otra zona del stand, bajo temática libre.     

Primera feria comercial del año
Retro Moto abre el calendario español de los grandes certámenes en el segmento de vehículos clásicos, con una ocupación de 10.000 m/2 de exposición de vehículos y área comercial, y otros 6.000 m/2 reservados al aparcamiento de vehículos históricos de clubes y particulares.

La organización prevé reunir unos 170 expositores, lo que volverá a colocar a Málaga como centro de atención de clubes, aficionados y público en general de toda Andalucía.

Como suele ser habitual, el Salón de Málaga contará en la zona de exposición con presencia de profesionales del sector, con lo que los aficionados podrán desde comprar algún coche o moto a la venta, hasta buscar piezas y recambios para algún vehículo de su propiedad.

Además, se ha previsto la tradicional zona de mercado, donde los coleccionistas de recuerdos de las grandes marcas, ropa, posters, libros y todo tipo de objetos podrán buscar sus artículos.

Nuevamente se habilitará el espacio Cover Corral, un área gratuita para que los propietarios particulares puedan comercializar gratis sus vehículos, gracias a una iniciativa patrocinada por la aseguradora para vehículos clásicos Clássic Cover.

Esta zona tiene las plazas limitadas, por lo que es conveniente realizar las inscripciones cuanto antes a través de la página web www.eventosmotor.com.

Finalmente, hay que destacar los 6.000 m/2 que la organización pone a disposición del público que asista con un coche o moto clásicos como aparcamiento interior gratuito y un importante descuento en el precio de la entrada (hasta dos personas por vehículo) ya que sólo se pagará 5 euros por entrada.

Esta zona de estacionamiento puede ser igualmente visitada por el público para admirar los vehículos, aunque estos no se podrán comercializar ni anunciar.