1992 | 2019
Noticias | El Salón autoClássico Porto hizo disfrutar a casi 40.000 aficionados este fin de semana
GRAN AMBIENTE TODO EL FIN DE SEMANA


Público durante el viernes en el salón de clásicos de Oporto.

El Salón autoClássico Porto celebró su 17ª edición con un exitoso balance pues las dos jornadas festivas en fin de semana en Portugal han animado a muchos aficionados a acercarse a Exponor y disfrutar del variado programa de este año.
 
La organización ha podido hacer un balance aproximado de la feria, concluyendo que casi 40.000 personas han acudido al recinto ferial de Exponor tras estos tres días, y que además se ha registrado una importante actividad comercial.
 
El Salón registró todo el fin de semana la presencia de mucho público, animado por algunos de los stands especiales de esta edición, como los homenajes a Opel, al Fiat 128, a Bentley, al Nissan Datsun 240Z, al expiloto de rallys Jorge Ortigão o por la completa exposición de motos japonesas de los 70, 80 y 90.
 
 
Camacho, nuevo ganador del Motorshow
 
El piloto Alexandre Camacho, con un Skoda R5, ha sido el vencedor absoluto de la novedosa edición del Motorshow, que, con un trazado nuevo y un salto de 28 metros, además de nuevas gradas, registró una gran afluencia de aficionados.
 
Camacho venció en una apurada final a un especialista en esta prueba como es Mário Barbosa, que estuvo a punto de levantar un año más el trofeo con el Citroën DS3 Supercar. La diferencia fue de solo 1,3 segundos tras más de 1.600 metros de reñida competición.
 
El director general de autoClássico Porto, José Enrique Elvira, aseguró que "se cierra otra edición de un Salón que es una referencia para los aficionados, no solo en Portugal, sino en España, como lo demuestran los miles de visitantes registrados durante el fin de semana”.
 
Elvira añadió que “la calidad aportada con los modelos traídos por los diferentes expositores y clubes es una señal de la categoría del autoClássico, una feria entre las más importantes del sur de Europa”, y expuso que “el Motorshow ha aumentado la exigencia de la pista para los pilotos, dando más espectáculo a la prueba, para beneficio de los espectadores”.