1992 | 2018
Noticias | Las concentraciones de deportivos de Ferrari y Porsche ponen el punto final a Retro Auto&Moto Málaga reuniendo notable público
Unas 22.000 personas llegadas de todo el sur peninsular disfrutaron de la primera feria de vehículos clásicos del calendario nacional

La jornada dominical del Salón Retro Auto&Moto Málaga estuvo marcada, como era ya habitual en anteriores ediciones, por las concentraciones de Ferrari y Porsche, que aportaron un ambiente especial de glamour y deportividad a la última jornada ferial y todo gracias a la colaboración del Weepora Andalucía Porsche Club y del Club Porsche Granada, por un lado, y al Ferrari Owners Club de Andalucía. Alrededor de cincuenta deportivos alemanes y una decena de italianos se dieron cita esta mañana en el recinto del Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, que desde primera hora se fue llenando de público.

También aprovecharon este domingo del Salón los clubes de 2 CV y Seat 124 para reunir a sus seguidores y concentrar en el pabellón 2 del Palacio de Ferias y Congresos de Málaga más de medio centenar de unidades entre ambos. El día se iría animando con los aficionados para un balance final aproximado de 22.000 asistentes a esta quinta edición de la feria de clásicos andaluza, lo que le ha permitido asentarse en esta cifra en las últimas ediciones. Este volumen de público ha tenido un crecimiento constante desde la primera, por lo que se evidencia que su influencia territorial es mayor, pues se han visto autobuses, grupos o clubes y, por supuesto, aficionados que vienen de forma individual o en familia de todas las procedencias, pero en especial este año de Sevilla.
 



Buena acogida a los homenajes
El certamen ha tenido una serie de homenajes y celebraciones especiales que han sido bien recibidas por los aficionados. Especial fue el acto en honor del promotor deportivo Ángel Muñiz Serrano, una de las mayores figuras del motociclismo malagueño del siglo XX, con la entrega de una placa a la familia, siendo las piezas expuestas en el espacio reservado a su trayectoria y obra de lo más visitado en la feria. Allí se exhibieron también todos los modelos de su marca de motos AMS, fotografías y diversos recuerdos.

Además, tuvieron gran acogida los stands dedicados al Porsche 356 por sus 70 años, al Citroën 2 CV, del que también se festejaban sus siete décadas de vida, y del Seat 124 por su 50 aniversario. Y a pesar de contar con sede en la ciudad, el espacio reservado al Museo Automovilístico y de la Moda de Málaga contó con muchos visitantes, luciendo allí un Bugatti Modelo 57 Galibier de 1939, un BMW modelo 327/328 de 1939 y un Alfa Romeo modelo 6C 2500 de 1948.
 

 
Dos ruedas
El sector de las motos clásicas tuvo su público, pues la magnífica colección de motos de campo de fabricación española, en la que ha colaborado el club Motos Veteranas de Málaga, tuvo igualmente una fantástica aceptación. Entre los modelos que destacaron figuraban unidades como la Guzzi Hispania Campera 75, Guzzi Hispania Ranchita, Montesa Cota 247T, Montesa 348, OSSA Enduro E71, OSSA MAR 250, Bultaco Sherpa 74, Bultaco Alpina 350, Bultaco Matador MK-10 o Bultaco Tiron. Otro espacio de interés fue el ya citado stand de Ángel Muñiz Serrano, donde se pudieron contemplar juntas las motocicletas malagueñas AMS, que se fabricaron en cilindradas de 50, 125, 200 y 250 cc.
 

El aparcamiento, que fue un aliciente más por los modelos que fueron entrando a lo largo de los tres días, o la zona comercial o de mercadillo, donde los coleccionistas y propietarios de vehículos han podido comprar piezas, libros, documentación o ropa y regalos de todo tipo de estilo vintage, han supuesto el complemento ideal para esta quinta edición de la feria de Málaga.