1992 | 2017
Noticias | Retro Málaga brilla en su IV edición arropada por cerca de 22.000 aficionados
BALANCE // 22-1-2017
 
Retro Málaga brilla en su IV edición arropada por cerca de 22.000  aficionados


 
• El primer salón de vehículos clásicos del año cerró sus puertas con un notable balance, demostrando que esta feria andaluza está plenamente asentada y se ha convertido en cita obligatoria para los amantes de los vehículos antiguos.
 
Una vez más la cita de Málaga ha superado el listón anterior y eso que en el año 2016 se vio una exposición de mucha calidad, pero es que esta cuarta edición será recordada por la diversidad y calidad de modelos en exposición y por la gran respuesta de coches deportivos en las dos concentraciones celebradas de Porsche y Ferrari.
 
Para empezar, el salón andaluz de clásicos ya registra unas cifras de asistentes de lo mejor del calendario, pues con cerca de 22.000 visitantes es una de las ferias con mayor calado. Este volumen de público no ha dejado de crecer desde la primera edición, por lo que se evidencia que cada vez gusta más y que su influencia territorial es mayor, pues se han visto autobuses, grupos, clubes y por supuesto aficionados que vienen de forma individual, o en familia, de todas las procedencias.
 
El detalle de que hayan acudido más de medio centenar de Porsche y una treintena de Ferrari a las dos concentraciones programadas, es ya indicativo de que lo que una feria de clásicos representa, y para ello hay que ofrecer servicios de calidad. Y el gran beneficiado fue el público, que pudo admirar juntos a todos estos superdeportivos en el aparcamiento interior.


 
Muestras de calidad
Y es que el salón ha ofrecido este año bastantes muestras de calidad en la exposición. Así, el homenaje a Ferrari por su 70 aniversario ha sido un éxito, con miles de aficionados contemplando los 8 modelos reunidos en el stand: piezas tan bonitas como el Ferrari 250 GT Speziale de 1956, un F40, un F488, un Testarrosa, un 550 Maranello, un 360 Modena, un 328 y un actual La Ferrari.
 
Si a esto le sumamos tres extraordinarias piezas cedidas por el Museo Automovilístico de Málaga, como un Porsche Speedster de 1955, un Cord Sportsman de 1937 y un Lancia Astura de 1939, se explica que esta edición haya triunfado plenamente a ojos de la afición.
 
Además, hubo otro stand que encandiló, pues el SEAT 600, cuyo 60 aniversario se celebró en Retro Málaga, siempre permite rememorar a los más mayores, a la vez que ayuda a enseñar a los niños cómo era el coche familiar de hace unas décadas. Varias unidades del utilitario de los años 60 se mostraron en dicho espacio.
 
Además, en la parte de motos clásicas destacó la muestra monográfica dedicada a las Ducati fabricadas en España por Mototrans desde la década de los cincuenta. Una docena de unidades reunida por la Asociación Malagueña de Motos Veteranas, con modelos como Ducati 500 Desmo, Ducati 24 horas (primera serie), Ducati 350 Vento o Ducati 250 Strada, entre otras.
 
Y por otro lado, se exhibió el prototipo MTV Yak-410, que fue el primer intento serio de la industria nacional para construir una monocilíndrica de cubicaje medio en el sector del trail y cuyo proyecto fue fallido.
 
Además de estas referencias, se vivió gran ambiente en el aparcamiento donde los Porsche y los Ferrari tiraron del público hacia esa zona, en la que se reunieron más de un millar de vehículos en los tres días de Salón y se palpó una notable satisfacción entre los expositores, pues Retro Málaga es la primera feria del año, la que abre el calendario español de los grandes certámenes en el segmento de vehículos clásicos, y apunta a lo que será el devenir del ejercicio.