1992 | 2017
Noticias | Retro Clásica Bilbao cumple sus expectativas al registrar 35.000 visitantes tras un fin de semana donde brillaron los coches y motos de época


RETROCLÁSICA BILBAO CUMPLE SUS EXPECTATIVAS AL REGISTRAR 35.000 VISITANTES TRAS UN FIN DE SEMANA DONDE BRILLARON LOS COCHES Y MOTOS DE ÉPOCA

RetroClásica Bilbao 2015 ha cerrado su quinta edición con un brillante balance, pues 35.000 personas pasaron por el Bilbao Exhibition Centre durante los 3 días que ha abierto sus puertas la que ya se puede considerar mayor feria nacional de vehículos clásicos, con un total de 50.000 m2 ocupando 3 pabellones del recinto ferial.

La palpable presencia de aficionados franceses animó también este certamen, que cierra con una notable cifra de negocio, pues se han vendido de todo tipo de vehículos y en especial ha habido mucha actividad comercial en los expositores especializados en recambios, piezas, manuales y regalos diversos.

A lo largo de la jornada de hoy destacó especialmente el Aparcamiento de Clásicos, pues a la habitual variedad de modelos de diversas marcas y años, se le unía ya desde la mañana la concentración de Volkswagen Escarabajo, que reunió decenas de coches, aportando un colorido y expectación notables. La concentración culminó con una comida de hermandad.

A mayores, las pruebas del Motorshow han entrando en su fase competitiva más emocionante con las eliminatorias y las finales. La clasificación final ha sido encabezada por Juan Mario Glez. con Kart Cross Speed Car, seguido por Sergio Fombona con su Twingo R2, mientras que el tercer escalón del podio ha sido para Sergio Vallejo y su Porsche 911.

La gran afluencia de público en la jornada de hoy, como estaba previsto, ha confirmado que el interés por los modelos exclusivos sigue en auge. En esta feria se pudo contemplar el Citroën DS Cabrio creado por Carrosier Chapron, ya que la marca francesa no llegó a fabricarlo en esta versión. Igualmente, el stand con los exclusivos modelos Seat 600 adaptados al campo y a la playa, ha sido muy valorado.

Con todo, el público recorrió y admiró los diferentes stands de exposición, con modelos de todas las épocas, las motos o los coches de bomberos, que también llamaron la atención por su originalidad.

La RetroClásica Bilbao se ha erigido en definitiva como una feria de referencia en el calendario nacional de certámenes de vehículos clásicos y con el objetivo de seguir creciendo y atraer en cada edición a más público, no solo de España, sino del suroeste de Francia.