1992 | 2017
Noticias | AutoClássico Porto celebró por todo lo alto su décimo aniversario

A lo largo de los tres días de actividades, el Salón Internacional del Automóvil y Motocicleta Clásico y de Época recibió la visita de más de 30.000 personas
AutoClássico Porto celebró por todo lo alto su décimo aniversario

 


-    Éxito absoluto de público, y consolidación de actividades como la subasta de clásicos, cada vez con más participación y volumen de negocio.
-    La magnífica muestra de modelos Ferrari (conmemorando los 65 años de la firma del cavallino rampante) fue de lo más admirado en un Salón que sigue siendo la referencia en la Península Ibérica.
-    Gradas abarrotadas en el pabellón nº6, durante la celebración del “Motorshow” donde venció Adruzilo Lopez tras enfrentarse,entre otros, al legendario Stig Blomqvist.

Es evidente que la fórmula de AutoClássico Porto sigue funcionando a la perfección, al haber cerrado este domingo su décima edición con unas espectaculares cifras de asistencia. Como viene siendo la tónica habitual en años anteriores, no sólo han acudido en masa los amantes al vehículo clásico de Portugal, sino que también se han volcado con este evento miles de personas procedentes de toda España.

La amplísima muestra presente en los pabellones de Exponor (con más de 300 expositores, procedentes de nueve países diferentes) no ha dejado indiferente a nadie, llamando especialmente la atención la exposición de Ferrari, con veinte exclusivos modelos entre los que se incluía el 195 Inter de principios de los cincuenta, con una unidad que era de hecho la más antigua de los Ferrari presentes en Portugal, y una de las once que fueron carrozadas por el especialista Vignale.

No era ni mucho menos la única sorpresa que aguardaba al visitante, que pudo ver de cerca infinidad de modelos y encontrarse absolutamente de todo por los pabellones del Salón: Conocer la historia de las míticas motocicletas Harley-Davidson, descubrir “lo bien que llevan sus cincuenta años” modelos como el Renault Alpine, admirar el paso de los vehículos que han tomado parte en varias de las concentraciones y rutas con salida y llegada en Exponor, encontrarse todo tipo de recambios para vehículos clásicos, pujar para adquirir un clásico al mejor precio o incluso volver a recordar la tecnología de otros tiempos con aparatos como cámaras fotográficas o radios antiguas. Todo eso y mucho más ha sido posible durante un fin de semana en el que Exponor ha revisitado tiempos pasados.


Otro de los puntos de interés de este Autoclassico estaba en saber que coche sería elegido este año como Mejor Coche del Salón entre los 11 modelos que se presentaban. Al final, y tras una reñida lucha, el jurado eligió al Packard 533 Roadster de 1928 como vencedor absoluto de este concurso de elegancia que se realiza por segundo año consecutivo. La segunda plaza fue para un precioso Chrysler Plymouth de 1939, mientras que la tercera fue para Fiat 500 de 1954.



No han faltado otras actividades paralelas donde los niños (y los no tan niños) han disfrutado a lo grande, con un impresionante circuito para vehículos teledirigidos, una pista gigante de slot, simuladores de conducción, o el indiscutible plato fuerte en este sentido, como era el “Motorshow”donde un fantástico elenco de pilotos y máquinas han competido contrarreloj a lo largo de tres jornadas llenas de emociones fuertes, con victoria para Adruzilo Lopez, segunda plaza para Pedro Leal y último escalón del podio para el Campeón del Mundo Stig Blomqvist

Ante unas valoraciones unánimemente favorables, la organización ha catalogado de absoluto éxito esta décima edición de AutoClássico Porto, que en consecuencia tendrá continuidad el próximo año.